3 quesos italianos que no te puedes perder

tabla de quesos amassame

3 quesos italianos que no te puedes perder

El queso originalmente empezó siendo una forma de preservar los excedentes de leche; ahora la elaboración de este alimento ha alcanzado la categoría de arte y da lugar a multitud de variantes. Por eso, hoy en día, cuando pedimos una tabla de quesos no son sólo sabores por explorar, sino la historia gastronómica del lugar del que proviene cada uno de ellos. Como buenos amantes del queso, en el menú de Amassame puedes encontrarlo solo o acompañado de otros alimentos de alta calidad como nuestra pasta fresca hecha diariamente o en otros muchos platos.

Descubre los cinco quesos italianos imprescindibles en nuestro restaurante y que aportan a nuestros platillos los mejores matices de Italia. ¡Allá vamos!

pasta queso amassame

Parmesano

Puede que el parmesano sea uno de los quesos italianos más conocidos y que mayor uso ofrece en la cocina, pero es que el Parmigiano-Reggiano es un clásico. En Italia es una denominación de origen protegida (DOP) fundamental que reúne cinco regiones. Se trata de un queso de vaca duro, de maduración muy lenta en grandes bloques de mínimo 30 kg.

Este queso tiende a escamarse y tiene gran complejidad, su sabor engloba toques lácticos, herbáceos, afrutados, picantes y amargos. En nuestra carta lo encontrarás con mortadela trufada y grissines de aire o acompañando a nuestras pastas caseras.

Gorgonzola

El gorgonzola es un riquísimo queso azul de vaca que se elabora en la Lombardía y el Piamonte. Su textura es cremosa y sus vetas azules se consiguen perforando el queso para que los hongos se distribuyan. Mientras que los más jóvenes tienen toques dulces, los más viejos son picantes, aunque todos son tiernos y sabrosos. Para conseguir una gran comunión de sabores, conviene maridarlo con vino.

Gracias a su textura es exquisito para elaborar salsas y cremas, aunque te recomendamos que lo pruebes en ensalada con rúcula, canónigos, pera caramelizada, orejones, pistachos, mostaza y miel.

Mozzarella

Este queso también es muy conocido dentro de los productos italianos. Este sabor tan representativo de la cocina mediterránea viene en forma redondeada, pero se puede encontrar con otras formas típicas, como bolitas y trenzas.

Como se puede consumir fresca y gracias a sus características se combina perfectamente con los platos típicos de la alimentación mediterránea, como la pizza, la pasta, las verduras y tomates.

 

¿Tú también eres un amante de los quesos? Si es así, acércate a probarlos a nuestra cocina italiana con toques ibéricos junto al mercado de Sants, ¡te enamorarán!