Beneficios de comer/cenar acompañado

Beneficios de comer/cenar acompañado

Parece que cada año el tiempo pasa más rápido, no tenemos tiempo para nada y vamos corriendo de un sitio a otro… Incluso a la hora de comer. ¿Cuándo fue la última vez que te sentaste en la mesa rodeado de familiares o amigos? Seguro que se trataba de una ocasión especial. No dudes en hacerlo más asiduamente ya que comer acompañado tiene muchos beneficios. Te contamos cinco de estos que harán que hagas un hueco en tu agenda 😉

  • Comer acompañado es sinónimo de comer más sano

Cuando comemos acompañados el ritmo de la comida se ralentiza, masticamos de forma más pausada y ponemos orden a los platos. Este proceso, que alcanza casi la categoría de ritual, es muy beneficioso para la digestión.

  • Se fomenta la comunicación

¿No te parece que la comida sabe más rica cuando estás acompañado? A los ingredientes de los platos se suman los momentos, las historias y anécdotas familiares que se cuentan y además de fomentar la unión entre sus miembros, se facilita la comunicación.

Beneficios de comer acompañado en Abrassame

  • Aprendes y valoras más los alimentos

Mientras comes o cenas acompañado es común escuchar opiniones sobre la comida como: “qué bueno este plato” o “está cocinado muy bien”. Alrededor de la mesa se forma un diálogo abierto sobre los platos, los ingredientes y la calidad de estos últimos que hace que se valoren más los alimentos.

  • Fomenta una alimentación más saludable

Las personas que comparten mesa con otras personas tienen mejores hábitos alimentarios. Esto ocurre especialmente cuando se cena en familia, con los más pequeños porque los adultos quieren dar ejemplo consumiendo productos más saludables como los vegetales, por ejemplo.

Beneficios de comer acompañado en Abrassame

  • Nos hace más felices

Comer en compañía puede ser terapéutica, ya que nos invita a hablar de nuestras cosas, reflexionar sobre lo que ocurre en nuestra vida, en resumen, despejar nuestra mente e interactuar elevando nuestros niveles de endorfinas y serotonina, las conocidas como hormonas de la felicidad.

Si aún así te faltan motivos por los que compartir mesa en Abrassame, descubre nuestros platillos y acércate a la cúpula de Las Arenas. ¡Te esperamos!