La pizza, porciones de historia

Pizza Amassame

La pizza, porciones de historia

La pizza es ese plato al que volvemos una y otra vez, pero pocas veces nos remontamos a sus orígenes. La historia de esta delicia redonda es larga y compleja, ya que es difícil determinar con exactitud en qué momento se creó la pizza tal y como la conocemos hoy en día. ¡Algunos antecedentes hasta nos transportan a los primeros usos del pan por parte de la humanidad! Si quieres conocer de dónde viene uno de los platos estrella de Amassame, este post es para ti.

La pizza es uno de esos platos que consiguen hacer la boca agua a cualquiera. Este hecho unido a que no es necesario viajar a Italia para probar una buena porción han propiciado su fama mundial. Eso sí, aunque su origen está unido al país de la bota, existen muchas inexactitudes al respecto ya que algunos expertos sitúan la creación de este plato mucho antes, a la vez que la del pan y el uso de este. Lo único que puede ser señalado en el tiempo con más exactitud es que el nacimiento de la pizza más básica -masa de pan, queso y salsa de tomate- no se dio antes del siglo XVII, ya que fue en este siglo cuando la población aceptó por fin el tomate como un alimento.

Anterior a esto, encontramos algunos platos similares como los panes planos de los antiguos pueblos griegos. Como si de pizzas, focaccias o cocas mediterráneas se tratase, los griegos extendían masas de cereales de diferentes tamaños y les añadían diferentes ingredientes. Un conocido ejemplo de esto es el plakous, pan al que se le añadían plantas aromáticas, ajo y cebolla.

Pizza Amassame

 

Sin irnos tan lejos, volviendo a la base más estricta del plato, recaemos otra vez en Italia, concretamente en Nápoles. La combinación de masa horneada, tomate y queso nació en las partes más pobres de esta ciudad en el siglo XVIII. Cuando las poblaciones humildes vencieron el miedo al tomate, comenzaron a usarlo en sus panes planos (cuyo origen hemos mencionado anteriormente). Hasta aquel entonces lo más común era comer las que hoy en día se conocen como pizzas blancas.

Se dice que la evolución de pizza blanca a la pizza de hoy en día se dio en el momento en el que los vendedores de espaguetis empezaron a usar tomate. Los vendedores de pizzas blancas simplemente habrían imitado la práctica en sus productos para contrarrestar la novedad de competencia. Por lo que la rivalidad habría sido el detonante.

A partir de este momento, con la migración, la pizza pasó de ser una preparación regional propia de Nápoles a ser un plato nacional. Y posteriormente, sobre todo tras la II Guerra Mundial, pasó a ser un plato internacional con muchísimas variantes. Hoy en día es común encontrar pizzerías en cualquier ciudad de cualquier país, como por ejemplo puedes encontrar Amassame en Barcelona.

¿Por qué tienes que probar Amassame, como aquel que prueba una pizza napolitana? En la calle Sant Medir, junto al Mercat de Sants, puedes encontrar gastronomía sana italiana con toques ibéricos. Además, nuestras pastas y pizzas frescas están hechas a mano diariamente, con especial cuidado con los productos de proximidad y bio. ¡Hasta pronto!

Pizza Amassame