Antonio Chiaese, el corazón de Amassame

Antonio Chiaese, el corazón de Amassame

Antonio Chiaese, originario de Nápoles, que a pesar de su juventud ( tan solo 25 años) sabe perfectamente lo que requiere una cocina 100% italiana para superar las expectativas de los paladares más exigentes.

Cultiva la cocina de Amassame, siempre con ese afán que le caracteriza, buscar los puntos de mejora para ofrecer a los clientes su mejor versión.

– ¿En que momento de tu vida te diste cuenta que querías ser cocinero?

Me di cuenta a los 19 años. Empecé a trabajar en un restaurante como picas y vi las creaciones que hacían y desde el minuto uno quise aprender lo que los cocineros hacían.

– ¿Con que ingrediente te identificas más y por qué?

Con el tomate. Por su color rojo, su sabor, frescura y por las múltiples creaciones que podemos hacer con el tomate . Sería una vida muy aburrida sin tomate

 – ¿Qué debe tener una buena cocina? ¿Y qué no debe tener?

Una buena cocina, antes de todo tiene que haber un buen equipo que ame su trabajo, aportando cooperación, superación y armonía. Y lo que nunca debería haber es mal rollo, gente a desgana que solo esté para cobrar a final de mes y sin motivación.

 – ¿Cuál es restaurante que no olvidarás en tu vida?

Amassame… jejeje  Ahora en serio, el restaurante Passami il Pepe. Es el primer restaurante que me formó para llegar a ser cocinero y estar donde estoy ahora.

– ¿Cómo explicarías tu estilo de cocina?

 Soy muy joven y aún estoy buscando mi propio estilo. Lo que tengo muy claro es que me gusta la cocina sencilla, dándole la importancia al producto sin artificios que enmascaren el sabor original.

¿Qué plato de la infancia te gustaría reinventar?

Me gustaría reinventar el ragù. Es el plato por excelencia de mi madre y el que más ternura me evoca.

¿Por qué plato te gustaría ser recordado?

Aún no tengo ningún plato por el que ser recordado, pero seguro que lo tendré y espero que sea más de uno

– Si solo tuvieras 5 ingredientes, ¿cuáles serían y que plato harías?

 Los ingredientes serían salmón, brócoli, brotes de soja, cilantro y lima. Haría un salmón a la brasa con espuma de brócoli, una salsa de lima con cilantro y al final añadiría los brotes de soja crujientes

– ¿Cuál es la mejor ciudad gastronómica de todas las que has ido?

Me queda mucho por viajar, pero por ahora me quedo con mi ciudad natal, Nápoles.

– ¿Qué restaurante en que no has estado te gustaría ir?

Me encantaría ir al restaurante de Massimo Bottura, L’Osteria Francescana.

– ¿Qué haces cuando no cocinas?

Mi mejor pasatiempo es leer libros de recetas y pensar en nuevas creaciones

¿Qué tópico de los cocineros es cierto?

El que no tenemos prácticamente vida social y que nos pasamos la vida en la cocina, excepto en la de nuestra casa, al menos yo, que es cuando más me relajo y pido la cena a través de una aplicación

– ¿Cómo sería tu día gastronómico perfecto?

Me veo en un buen chiringuito al lado de la playa con mi novia, comiéndonos una deliciosa mariscada mientras el sol se esconde tras el mar

– ¿Qué tiene que tener si o si un buen gastrónomo?

Tiene que tener si o si mucha imaginación para crear nuevas recetas y unir los ingredientes clave de manera espectacular para ensalzar los sabores en el plato

– ¿Con que postre acabarías?

Como buen italiano que soy, siempre acabaría con un rico Tiramisú… como el que hago en Amassame