Historia de Las Arenas de Barcelona

Historia de Las Arenas de Barcelona

Las Arenas, olvidada durante años para convertirse nuevamente en uno de los iconos de Barcelona. Esta es la historia de la que un día fue una plaza de toros y que ahora se ha convertido en nuestra casa.

La plaza de toros de la Barceloneta “El Torin” se estaba quedando pequeña, debido al auge del toreo y del aumento de población en Barcelona a finales del siglo XIX, esto sumado a que la Barceloneta no era una zona que gustaba a las clases altas y que sus carruajes tenían problemas para llegar a esa zona, se decidió en 1900 construir una nueva plaza con capacidad para unas 14000 personas que se convertiría en la mejor plaza de toros de España.

El toreo fue su principal uso aunque durante su historia ha sido escenario de acontecimientos que son parte de la menoría de la ciudad, como fue el mitin que dio Salvador Seguí, Simó Piera y Francisco Miranda en 1919, para anunciar la finalización de la huelga de la Canadiense, una huelga que había durado 44 días, paralizando Barcelona y el 70% de toda la industria catalana. Y en la que se consiguió mejoras salariales, la readmisión de obreros despedidos, la liberación de miles de obreros detenidos durante la huelga y el Decreto de la jornada de ocho horas de trabajo, convirtiendo a España en el primer país que promulgaba esta reivindicación obrera.

Más tarde con la guerra civil se convertiría en un cuartel del ejército republicano, y ya hasta su cierre en 1977, las corridas de toros se fueron alternando con espectáculos circense, combates de boxeo y hasta se jugaron las finales básquet de 1946 y 1950 de la copa del generalísimo.

Y ya después de muchos años de abandono en junio del 2000 los estudios de arquitectura Richard Rogers Partnership y Alonso – Balaguer Arquitectos Asociados, recibieron el encargo de transformar la antigua plaza de toros en un espacio comercial, cultural y de ocio.

Tras las obras y remodelación necesarias, la inauguración del centro comercial Arenas de Barcelona tuvo finalmente lugar el 24 de marzo de 2011. El resultado ha sido un espectacular edificio que integra tradición y vanguardia manteniendo su estructura original y anexando la cúpula. Se ha convertido en todo un ícono de Barcelona y de sus habitantes, Donde se puede disfrutar de unas vistas 360º de la ciudad, y disfrutar de una gran oferta comercial, de ocio y restauración, para satisfacer las necesidades, tanto del público residente como de los turistas nacionales e internacionales que visitan cada año la ciudad.

Nosotros queríamos formar parte de esta extraordinaria y curiosa historia de Las Arenas de Barcelona, una razón de peso para establecer un restaurante de referencia, el lugar perfecto para abrir Abrassame.